Tres años de gobierno (y III)

Para completar el balance de actuación del Gobierno de Aragón en estos tres últimos años en lo relativo a agricultura y medioambiente, me parece oportuno subrayar también las líneas más importantes de actividad política llevadas a cabo en lo concerniente al agua.
En este sentido, se ha aprobado un convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza, en virtud del cual la ciudad se integra en el sistema general de depuración, habiéndose estipulado las contraprestaciones mutuas para saldar el período anterior. Según este acuerdo, el Instituto Aragonés del Agua, a partir del 1 de enero de 2016, será el encargado de recaudar el impuesto sobre la contaminación de las aguas, antes canon de saneamiento, financiando hasta el año 2030 distintas actuaciones generales de depuración en la ciudad.
En otro orden de cosas, se ha encauzado definitivamente el Plan Especial de Depuración, habiéndose desbloqueado la construcción de las treinta y una depuradoras que faltaban al comienzo de la legislatura. Además de estas obras, se ha puesto en servicio la depuradora de Fraga; se ha conseguido la conexión a la depuradora de Brea de Aragón de tres puntos de vertido que estaban pendientes; se ha conectado al colector general que va a la depuradora del Huerva otro punto de vertido pendiente en Cuarte de Huerva; se han solucionado los problemas de olores en la red de saneamiento de Híjar; y se ha ejecutado la conexión del polígono Centrovía al colector general de Plaza.
Todo ello junto con la redacción de más de una veintena de proyectos de mejora de las infraestructuras del ciclo del agua, entre los que cabe destacar las relativas a los abastecimientos de Nonaspe y Fraga, la estación de tratamiento de agua potable de Tauste, y el acondicionamiento del cauce y mejora del hábitat del caracol autóctono en el río Jalón a su paso por Alhama de Aragón.
Es preciso recordar también que en su actividad ordinaria el Instituto Aragonés del Agua gestiona más de ciento ochenta depuradoras, con un grado de cumplimiento de las directivas europeas del 100%, el 92,6% y el 90,6% en los tres tramos de depuración que éstas especifican, situándose Aragón como la primera Comunidad Autónoma pluriprovincial en grado de cumplimiento de dichas exigencias europeas.
En materia hidráulica, en el mes de febrero pasado, fue aprobado por el Consejo de Ministros el Plan Hidrológico de la Parte Española de la Demarcación Hidrográfica del Ebro, conteniendo el Pacto del Agua con las modificaciones derivadas de los acuerdos de la Comisión del Agua de Aragón y una reserva de agua para uso exclusivo de los aragoneses de 6.550 hm3
En el Pacto del Agua, entre otras actuaciones, se ha dado un impulso notable al recrecimiento de Yesa, que avanza según lo previsto para estar terminado en 2016; se han adjudicado las obras del embalse de Almudévar; y se ha licitado por Acua España la redacción del proyecto del embalse de Biscarrués. Todo ello sin perjuicio del apoyo a los embalses de Mularroya, San Salvador, Santolea y Las Parras, entre otros. La Comisión Mixta de Seguimiento de dicho pacto, que no se había convocado desde el año 2009, se ha reunido cuatro veces durante este período.
Respecto a las actuaciones urgentes para paliar los daños de las lluvias de octubre de 2012, y de junio y agosto de 2013, el Instituto Aragonés del Agua ha realizado veinticuatro actuaciones, con una inversión de más de cinco millones de euros, afectando, entre otros, a los municipios de Jaca, Sabiñánigo, Canfranc, Graus, Benasque y Huesca
Al término de este balance de los tres años pasados, me parece oportuno también destacar una actividad transversal, que afecta por su naturaleza a la acción general del Gobierno y que ha tenido en el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental el epicentro de su desarrollo. Y así, con la intención de efectuar el ajuste a la normativa ambiental básica del Estado, y a la vez agilizar trámites, reducir procedimientos y favorecer la acción emprendedora, se han revisado y modificado las siguientes normas: Ley de Espacios Naturales Protegidos, Ley del INAGA, Decreto de Simplificación del INAGA, Ley de Montes, Ley de Vías Pecuarias, Ley de Caza y Ley de Prevención y Protección Ambiental de Aragón.
Con el conjunto de estas leyes y otras disposiciones se han puesto en marcha más de sesenta medidas concretas de simplificación normativa y administrativa, que, junto con los convenios suscritos con las asociaciones empresariales para fomentar las inversiones medioambientales, pretenden impulsar la creación de puestos de trabajo, demostrando que, con una adecuada visión, la preocupación por el medio ambiente lejos de ser causa retardataria de las iniciativas empresariales puede convertirse en un moderno e interesante nicho de emprendeduría económica.
Para terminar esta tríada informativa sobre lo realizado por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en estos tres últimos años, me gustaría resaltar que todo ha estado inspirado no solo por el pacto de gobernabilidad suscrito al inicio de la legislatura por el Partido Popular y el Partido Aragonés, sino también, y considerándolo como telón de fondo, por la Estrategia Aragón 2025 que, elaborada en conjunto con las sociedad aragonesa hace más de tres años, pretendía servir, y está sirviendo, como hoja de ruta fundamental para llegar a realizar esa ambición colectiva de situar a Aragón entre las Comunidades punteras del sur de Europa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: