Archive for 27 agosto 2014

Tres años de gobierno (I)

agosto 27, 2014

Al haberse cumplido ya el tercer año del actual Gobierno de Aragón, tres cuartas partes largas del conjunto de la legislatura, me parece oportuno hacer un repaso, aunque sea somero, de las principales líneas de actuación que se han llevado a cabo en materia de Agricultura
Me parece obligado resaltar, en primer lugar, la importancia de las negociaciones de la Política Agraria Común, no solo por la repercusión vertebral que tiene en la renta agraria, sino también por tratarse de algo que va más allá del ámbito de una legislación y que afecta, por lo tanto, a más de un Gobierno, condicionando en gran medida prácticamente toda una década.
En este sentido, considero que se ha negociado con resultados satisfactorios para Aragón, tanto en el primero como en el segundo pilar, beneficiando a 50.000 perceptores, logrando más de 500 millones de euros al año de ayudas para el sector, tanto de forma directa como a través del Programa de Desarrollo Rural, y poniendo en marcha, por primera vez en la historia de esta política, la figura del “agricultor activo”, con la pretensión de reforzar las explotaciones que asumen realmente riesgo empresarial.
Por otra parte, en una cuestión particularmente importante para Aragón y en la que la Comunidad, en unión con todas las Organizaciones de Productores Agrarios y la Federación de Cooperativas, ha puesto especial empeño, tanto en Madrid como en Bruselas, se ha conseguido el objetivo de beneficiar sustancialmente a la ganadería extensiva, logrando que el sector ovino, que ha sido tradicionalmente el más desfavorecido, pueda más que triplicar las ayudas ligadas a la producción.
En segundo lugar, en materia de Desarrollo Rural, entre creación de nuevos regadíos y modernización de los existentes, y a pesar de las estrecheces presupuestarias que la lucha contra el déficit ha impuesto, se ha movilizado una inversión de más de 150 millones de euros, afectando a un montante de unas 50.000 hectáreas y beneficiando alrededor de 30.000 agricultores
En lo referente a la incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones, preocupación esencial de todos los gobiernos por la necesidad de favorecer un rejuvenecimiento de la fuerza humana en el campo y el aumento de la competitividad, el volumen de las ayudas públicas puestas en marcha ha ascendido a 91 millones de euros que sumados a la inversión privada harían un total de algo más de 168. Ello ha posibilitado la creación de 850 puestos de trabajo directos, la solicitud de 752 para este año 2014, en trámite de resolver, y 1.820 planes de mejora de explotaciones.
Y por último, en lo referente a la agroindustria, el Gobierno ha seguido una línea de coherencia con los planteamientos que ha venido defendiendo desde el principio. En repetidas ocasiones, y en los más variados foros, se ha dicho que Aragón es una potencia agraria, como lo confirman las cifras y la calidad de sus producciones, pero que, por desgracia, no es todavía una potencia agroindustrial, por más que la agroindustria sea el segundo sector industrial tras el de automoción.
Consecuente con ello, y convencido de que los grandes planteamientos estratégicos de desarrollo nunca pueden ser solo empeño de una única institución, sino que requieren la más extensa anuencia y el más amplio abanico de alianzas, se ha elaborado la Estrategia Política de la Agroindustria en Aragón en consenso con las Organizaciones Profesionales Agrarias, las Comunidades de Regantes y el conjunto de colegios profesionales y facultades universitarias del sector.
Un amplio documento con más de 200 propuestas de acción, estructuradas tanto en los ámbitos generalistas como sectoriales y referidas por separado al corto y medio y largo plazo, con la pretensión de establecer un marco orientador del conjunto de acciones públicas y privadas, buscando fundamentalmente incrementar el tamaño de las explotaciones, fomentar las alianzas estratégicas, reorientar la I+D+i hacia las verdaderas necesidades de Aragón, impulsar la formación dual y, en general, robustecer todas las acciones que pueden modificar estructuralmente la capacidad de retener en nuestra Comunidad el valor añadido a las producciones agrarias.
Junto con lo anterior, se ha realizado una inversión pública total de 77,5 millones de euros, repartidos entre el apoyo directo a las industrias agroalimentarias, la mejora de la calidad y promoción de los productos, y la sanidad animal y vegetal. Con ello, se ha impulsado mediante subvenciones una inversión total de 217 millones de euros, repartidos entre 238 proyectos, creando más de 550 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos.
Todo esto se ha realizado desde el convencimiento de que Aragón, a pesar de sus debilidades actuales en materia de agroindustria, tiene fortalezas claras en las que apoyar una decidida acción política en beneficio de este subsector.
La elevada capacidad de su mundo agrario para producir materias primas de calidad, el gran crecimiento de las exportaciones, la importante concentración sectorial existente, y el considerable número de pequeñas empresas familiares que pueblan todo el territorio, entre otras características singulares, pueden considerarse como sólidos puntos fuertes de apoyo sobre los que hacer bascular una acción política dinamizadora, adecuadamente orientada y mantenida en el tiempo con un rumbo certero y por encima de los vaivenes políticos, que le permita en un horizonte de medio y largo plazo ponerse en lo agroindustrial al mismo nivel que ya lo está en lo agrario.

Anuncios