El silencio de Aragón

Ahora que el presidente del gobierno de Aragón está siendo elevado a los altares de su propio partido, es preciso recordar, sin pretender con ello erosionar lo más mínimo el libérrimo derecho de cada organización a manejarse interiormente como quiera, que, más que su voz y su palabra, han sido sus silencios lo que ha resonado en el vida política nacional a lo largo de todo el tiempo que lleva presidiendo el gobierno autonómico.
Silencios a la hora de denunciar los lesivos acuerdos para Aragón en materia de financiación autonómica, pago de deudas tributarias, recortes de inversiones, y estrategias nacionales de comunicación, entre otros. Pero silencios también ante los grandes problemas de España frente a los que un presidente de Comunidad Autónoma, como representante del Estado que es, no solo tiene derecho sino obligación política de hablar.
El último acuerdo presupuestario suscrito por el gobierno central con determinados partidos nacionalistas no solo lesiona los intereses de Aragón sino también los de España. Y tenía que haberse oído la voz institucional de Aragón denunciándolo por boca de su presidente, en defensa de Aragón y en defensa igualmente del Estado que él representa en Aragón. Pero en lugar de ello, hemos escuchado el ruido del silencio, el atronador ruido de sus silencios repetidos durante tantos años.
Tal vez sea esa la virtud que se premia en su partido para subir a los altares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: