Viaje a Vancouver

(Carta abierta al Alcalde de Zaragoza)

Señor Alcalde:
Como usted sabe, los tres pasos clásicos del arte del buen gobierno democrático son: decir lo que se va a hacer, hacer lo que se dice, y responder de lo que se hace. Pues bien, ninguno de los tres se ha dado en su reciente viaje a Vancouver.
Usted no dijo lo que iba a hacer, entre otras razones, porque no lo sabía; es más, no sabía siquiera si ir o no ir, porque no tenía nada que hacer allí, y, al parecer, se animó cuando entrevió la posibilidad de celebrar un encuentro con su colega de aquella ciudad.
En estas condiciones, resulta normal que usted no cumpliera tampoco el segundo paso, pues es difícil hacer lo que se dice cuando en el fuero interno se dice uno a sí mismo que no hay nada que hacer.
Y el incumplimiento del tercer paso ha resultado tan obvio como clamoroso. A la vuelta, usted no ha dicho ni una palabra de su viaje, limitándose a enviar a su subalterno a entretener con alguna historia a los medios de comunicación. Es obvio que no tenía nada que decir porque no llegó ni a entrevistarse con su colega de Vancouver, y, al parece, los únicos remedos de conversación que mantuvo fueron más bien de hall de hotel o viaje de ascensor.
Este viaje suyo a Vancouver, señor Alcalde, es un ejemplo casi perfecto de lo que no hay que hacer en materia de política exterior, y esclarece con luz meridiana el tipo de gasto del que se puede, y se debe, prescindir no solo en tiempos de crisis, sino en todo momento.
Un cordial saludo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: