El Presupuesto de Zaragoza (V)

(Carta abierta al Alcalde de Zaragoza)

Señor Alcalde:
Como vengo diciéndole en cartas anteriores, el Presupuesto municipal para este año es pésimo desde cualquiera de los ángulos desde los que se analice. Lo es, ciertamente, desde el punto de vista de los impuestos, que son abusivos, pero lo es también en la consideración del gasto, que no se ajusta en absoluto a esa recomendación de descenso que viene predicándose desde todas las instancias políticas razonables.
Por más que su propaganda, señor Alcalde, se obsesione en decir lo contrario, este Presupuesto no responde a un cabal esfuerzo de reducción del gasto
Es cierto que la dotación a los patronatos municipales desciende en torno al 7%, pero no lo es menos que la correspondiente a las sociedades, en contra del criterio de austeridad, sube por encima del 6%, viniéndose a compensar lo uno con lo otro y echando por tierra, como digo, el anuncio de contención del gasto en ese importante capítulo.
Por otra parte, las atenciones benéficas y asistenciales, tan importantes en este momento de crisis social y económica, no suben lo que la propaganda de su Gobierno predica, sino en proporciones escuálidas. Y así, podemos contemplar las ridículas dotaciones presupuestarias asignadas a la Hermandad del Refugio, al colectivo social de recogida de voluminosos, al apoyo a la dotación para la dependencia, a La Caridad, al Proyecto Hombre, al CERMI, a las Personas sin Recursos, o al comedor de la parroquia del Carmen, por citar solo algunas de las más llamativas, y que ponen de manifiesto hasta qué punto, en materia social, la realidad de este presupuesto está disociada de la fantasía que su propaganda gubernativa predica.
Y también en contra de lo anunciado, el resto de transferencias corrientes no desciende prácticamente nada en su conjunto, aunque se produzcan descensos difíciles de justificar en tiempos de crisis, como el relativo a la conciliación familiar.
Y entrando con un poco más de detalle en algunas de las estructuras del gasto puede apreciarse que en lo referente a los “gastos diversos” del capítulo de bienes corrientes y servicios no solo no disminuyen, sino que aumentan un 10% en términos generales, con subidas tan curiosas como la correspondiente a la protección animal, que asciende por encima del 18%.
Ante esta situación, sería muy deseable, señor Alcalde, que, cuanto antes, se procediese a efectuar las oportunas modificaciones presupuestarias para que el Presupuesto responda, aunque fuera mínimamente, a lo que la Zaragoza necesita y el momento político reclama.
Un cordial saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: