El Presupuesto de Zaragoza (II)

(Carta abierta al Alcalde de Zaragoza)

Señor Alcalde:
Como le dije en mi carta anterior, el presupuesto municipal para el este año es pésimo y consagra una deriva desastrosa para la ciudad, con un porcentaje de inversión con respecto a las operaciones no financieras inexorablemente menguante.
Pues bien, todo ello se ha logrado aumentando espectacularmente la deuda y haciendo que su paso por la Alcaldía esté suponiendo la más abusiva subida de la presión fiscal de la historia de nuestra ciudad, en la que el impuesto de bienes inmuebles se ha llegado prácticamente a doblar, cobrando por mitades el recibo para intentar que pase lo más desapercibida posible la subida.
Y hablando de impuestos tengo que decirle que de nada vale esgrimir gráficos con los que su delegado presupuestario pretende presumir de que la presión fiscal de Zaragoza se encuentra entre la media de las ciudades españolas. Lo importante es subrayar que Zaragoza estaba antes muy por debajo de esa media, y que eso era bueno para los zaragozanos, porque tener impuestos bajos supone calidad de vida, que empieza por poder disponer de más para gastar, y no de menos. Y, por lo tanto, su paso por la Alcaldía está suponiendo, entre otras cosas, un considerable deterioro de esa calida de vida por cuya elevación usted dice preocuparse.
Pero arrastra más consecuencias esa política fiscal suya. Esa abusiva subida de impuestos está haciendo perder a Zaragoza una de las ventajas competitivas que tenía frente a otras ciudades antes de que usted llegase a la Alcaldía. Presumir de estar en la media impositiva nacional, como hace su delegado presupuestario sin ningún rubor, sería comprensible si se viniera de una situación de presión fiscal superior a dicha media, pero no, como era nuestro caso anterior, cuando era claramente inferior. Y hasta tal punto esto así, que su mala conciencia sobre ello les llevó, como he comentado antes, a trocear en dos el recibo para intentar disimular la dura realidad
Y esa situación de subida abusiva de los impuestos está incrustada en la estructura de todos los presupuestos de los últimos años y constituye, ya de por sí y sin perjuicio de otras causas, razón suficiente para oponerse a estos presupuestos, como ha hecho acertadamente el Grupo Municipal Popular. Pero no solo por la estructura de los ingresos el presupuesto es rechazable, sino también, y como comentaré en otro momento, por la estructura del gasto que contempla.
Un cordial saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: