Archive for 4 marzo 2009

La iniciativa de Berlín

marzo 4, 2009

El acuerdo logrado en Berlín días pasados por los grandes países europeos para asistir a la reunión del G-20 del próximo mes de abril, en Londres, con una propuesta común, liderada por Ángela Merkel, para hacer frente a la actual crisis económica y financiera me parece una de las noticias de mayor trascendencia en estos atribulados momentos de desconcierto colectivo en que vivimos.
Tanto por la forma como por el fondo, la iniciativa que ha surgido de Berlín supone, a mi entender, un rayo de esperanza en la solución de la doble vertiente de la crisis que padecemos los europeos: crisis económica compartida con el resto del mundo, y crisis de identidad europea compartida exclusivamente con nuestra propia historia.
Por la forma, porque se trata de una iniciativa de los cuatro grandes países europeos, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia que, junto con España, que también estuvo presente en la reunión de Berlín, constituyen el núcleo central de lo que realmente es Europa. Y en el fondo, porque la propuesta de Merkel sacude las adormecidas conciencias económicas de la “ideología dominante” en Europa y plantea con valor un nuevo camino, el camino del centro que es el que, no está de más recordarlo, verdaderamente obró el milagro económico de sus países tras las ruinas de la segunda guerra mundial.
Porque no es lo mismo la “economía de mercado” que la “economía social de mercado”, como tampoco es lo mismo la derecha que el centro, por más que desde la izquierda se pretenda asimilarlas. Y esa política centrista que obró el “milagro alemán”, el “milagro francés”, el “milagro italiano” y años más tarde el “milagro español”, adecuadamente ajustada a los tiempos actuales, puede también, a mi juicio, obrar el milagro que todos ahora necesitamos, tanto en la vertiente económica como de afianzamiento de nuestra nueva identidad.
Me encuentro entre los que opinan, en contra de las propuestas del actual ministro español de Industria, que no es exaltando los nacionalismos comerciales o de cualquier otro tipo como avanzaremos en la resolución de los problemas actuales, sino actuando precisamente en la dirección opuesta, es decir, apostando con más decisión por Europa, por una Europa centrada y centrista, y por el abatimiento de fronteras de todo tipo que dicha apuesta comporta.
El plan que Merkel ha presentado es una valiente apuesta reformista que introduce estrictas medidas de control sobre los mercados, otorga mayor protagonismo al Fondo Monetario Internacional, duplicando sus fondos, y exige un estricto control de todos los productos financieros de riesgo y de las agencias de calificación de riesgos, así como un abanico de sanciones para los que no cooperen. Y todo ello junto con una “carta global” para la consolidación de una economía sostenible en un sistema de mercado social. El plan es en síntesis un programa de reformas estructurales que apuesta por el gasto público para salir de la crisis.
Alemania, Reino, Unido, Francia, Italia, España, Holanda y la república Checa, liderados en esta ocasión por Ángela Merkel van a intentar sacar adelante el próximo 2 de abril, en Londres, esta apuesta común, europea, arriesgada y valiente que puede servir no sólo para afrontar la crisis económica actual, sino también para abrir un profundo debate sobre los contenidos de lo que debe ser una auténtica política económica europea en estos comienzos del siglo XXI, tras el derrumbe la concepción socialista y la crisis profunda de la economía neoliberal.
¡Ojalá la iniciativa liderada por Ángela Merkel dé los frutos deseados y pueda ayudar a resolver la crisis económica y con ello también, entre nosotros, la crisis profunda en que se encuentra Europa!

Anuncios