Europa tiene que seguir avanzando

A pesar de la decepción que para muchos europeístas ha supuesto la pasada reunión del Consejo Europeo, con la renuncia a dotarse de una Constitución y los retrocesos habidos en cuestiones tan importantes como la definición del órgano de la Política Exterior y el abandono de los símbolos, es preciso seguir avanzando, aunque sea a un ritmo más lento, y no perder de vista que el objetivo es de naturaleza política, la unión política, y se trata del proyecto más ambicioso y sugerente que pueden concebir en esta hora del mundo los políticos que se afanan en el Viejo Continente
Por eso, conviene resaltar los destellos de ilusión, aunque sean tan sólo literarios, que pueden apreciarse en el informe del Consejo Europeo sobre lo sucedido durante los pasados días 21 y 22 de junio, y que se refieren a la firme voluntad de aportar al mundo ideas relativas a un orden económico y social sostenible, a perfilar la política europea con la vista puesta en los ciudadanos, y a reforzar la comunicación y el diálogo.
Aunque esta declaración puede parecer insulsa y superficial, contiene, en el fondo, tres reflexiones que a mí me parecen esenciales para comprender y valorar cabalmente la trascendencia del proyecto.
La primera es que lo que se pretende con la Unión Europea no es sólo resolver los problemas y mejorar la situación de una parte del Planeta, sino de todo él, lanzando desde este ángulo del mundo un mensaje de solidaridad y esperanza para humanizar la globalización.
La segunda se refiere a que todo el esfuerzo europeo en última instancia no está concebido para salvar los Estados sino las personas, en una onda expansiva superadora de fronteras y creadora de nuevas y mejores armonías.
Y la tercera, que todo esto se pretende hacer con las armas de la democracia, es decir, con la palabra y el diálogo, con la comprensión y el respeto, y renunciando a cualquier imposición y a toda violencia.
Me parecen escasísimos, por no decir inexistentes, los proyectos mundiales que contienen, en los momentos actuales, estas notas de grandeza. Por eso, bien puede afirmarse que La Unión Europea, a pesar de todo, debe seguir avanzando.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: