Mitin en Torres de Berrellén

Entrábamos en Torres de Berrellén con la luz renovada de una tarde que se acababa de librar de la tormenta y los planes ya hechos entre nosotros, durante el viaje, sobre qué temas tocaría cada uno.
Nos dirigimos sin rodeos a la plaza, enfilando la calle del general Mayandía para dejar el coche justo enfrente de la casa de de Juan Pablo Bonet. Y allí, rodeado de los suyos, con amplia sonrisa y gesto de abierta acogida, nos esperaba Miguel Angel Causape para presentarnos al candidato a alcalde, Julio Franco, y al resto de la candidatura.
Había quedado una tarde hermosa, y yo hubiera deseado dar un paseo por el pueblo antes de entrar en el Ayuntamiento, pero la cortesía de no hacer esperar a los que con tanta cortesía nos esperaban puntualmente me obligó a confiárselo a la imaginación mientras subíamos por las escaleras.
Comenzó el mitin Causape presentando la candidatura entre aplausos fervientes de los asistentes. Luego, Julio Franco, en un discurso conciso y cuidado fue desgranando los hitos más salientes de un programa que se adivinaba estudiado con esmero y precisión. Pormenorizó acciones en todos los campos de la vida municipal; prometió un estilo de gobernar directo y abierto a todos los vecinos, sin mirar hacia el pasado más que para rescatar cuando de bueno en él pudiera haber; y tuvo la sabia prudencia de no querer comprometerse con cifras hasta no ver antes las que le dejaran los que estaban ahora gobernando.
Volvió a tomar luego la palabra Causape para despedirse, en un emocionado discurso, de sus años de vida pública, y rendir cuentas de su actuación en la última Corporación, pero la ovación cerrada con que se rubricaron sus palabras le dijo claramente que nadie allí quería dar por terminada su vida política.
Luego intervine yo, para mostrar todo el apoyo de Zaragoza al candidato y expresar mi convencimiento no sólo de su victoria, sino también de que con el triunfo de Domingo Buesa, el área metropolitana por la que él aboga juntará en un futuro de esplendor los destinos de Zaragoza y de Torres de Berrellén
Y por último, cerró el acto Rosa Plantagenet con un discurso preciso, emocionante, cargado de sentimiento y poniendo certeramente el dedo en cada una de las llagas políticas por las que supura Aragón. Y, desplegando su voz televisiva, lo hizo con la misma fuerza con la que fustiga a sus oponentes en las Cortes de Aragón; con la misma precisión con la que desmonta los falsos programas de nuestro Gobierno aragonés; y con la misma elocuencia con la que pone en evidencia la falta de liderazgo de nuestro Presidente autonómico. Y todo ello, para terminar pidiendo con energía el voto para el Partido Popular de Torres de Berrellén, de Zaragoza, de Aragón y de España.
Acabado el mitin, y luego de departir con los asistentes en torno a una amplia mesa de pastas y vino, nos adentramos en la noche, camino de Zaragoza, envueltos en la cábala del futuro.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: