Deterioro de la calidad de vida

Hay un proverbio marino que dice que cuando no se sabe a qué puerto hay que ir, ningún viento es favorable. La sabiduría de este adagio podría aplicarse al enjuiciamiento del Gobierno municipal en sus cuatro años de actuación en materia de calidad de vida.
Podríamos decir que se ha funcionado básicamente sin cartas de navegación, sin saber muy bien qué hacer y sin tener una idea clara de qué objetivos concretos alcanzar, remitiéndose, en consecuencia, a ideas genéricas, de común aceptación pero de muy difícil concreción en programas y acciones operativos.
El incremento constante de la calidad de vida, entendida ésta en su sentido más amplio, es decir, como la mejora permanente de las condiciones de vida de la ciudad y de las posibilidades de la más completa realización individual y social de sus habitantes, constituye, a mi juicio, la finalidad última de la acción pública y, por lo tanto, el puerto más deseado al que debe conducirse la gobernación de la ciudad.
Pero para que se pueda llegar cabalmente a ese puerto, o al menos acercarse todo lo posible, es preciso tener rutas concretas de navegación y elementos medidores de los avances, retrocesos, desviaciones y demás circunstancias de los rumbos emprendidos. Y para todo ello, hacen falta parámetros suficientes, adecuadamente diseñados, que puedan medir con rigor el acierto o desacierto de la labor que se vaya realizando.
Hace más de dos años que lo viene pidiendo Domingo Buesa, incluso reclamando que dicho cuerpo de parámetros medidores de la calidad de vida de la ciudad, y de su evolución en el tiempo, se hiciera de la forma más consensuada posible, tanto en su vertiente científica como en su componente política, de forma que en los debates y discusiones pudiera haber un lenguaje común y servir realmente al interés de la ciudad.
Como tantas otras cosas que el Partido Popular ha pedido, no se ha hecho, habiendo ido el Gobierno alegremente a la deriva, orientado tan sólo por los cantos de sirena que su propio equipo de propaganda emitía, y sin querer ver cómo se iba deteriorando la calidad de vida de los zaragozanos durante estos cuatro años.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: